Expos_CeliaEslava


FACEBOOK

TWITTER

EMAIL

GOOGLE CALENDAR




VER CATÁLOGO




LUGAR DE CELEBRACIÓN

Polvorín de la Ciudadela

FECHA INICIO

15/03/2019

FECHA FIN

05/05/2019

HORARIO

1 noviembre - 30 abril: Martes a viernes: 18:00 - 20:30 . Sábados: 12:00 - 14:00 y 18:00 - 20:30. Domingos y festivos: 12:00 - 14:00.
1 mayo - 31 octubre: Martes a viernes: 18:30 - 21:00 . Sábados: 12:00 - 14:00 y 18:30 - 21:00. Domingos y festivos: 12:00 - 14:00.

MÁS INFORMACIÓN

El proyecto expositivo ‘Tejer, Habitar, Silenciar’ de la artista Celia Eslava podrá verse en el Polvorín de Ciudadela desde el 15 de Marzo al 5 de Mayo de 2019, con entrada libre. La exposición se puede visitar hasta el 1 de mayo, en horario de martes a viernes: 18:00 – 20:30 . Sábados: 12:00 – 14:00 y 18:00 – 20:30. Domingos y festivos: 12:00 – 14:00. Y a partir del 1 de mayo, de martes a viernes: 18:30 – 21:00 . Sábados: 12:00 – 14:00 y 18:30 – 21:00. Domingos y festivos: 12:00 – 14:00. Los lunes está cerrada.

Celia Eslava transita por la producción objetual, la instalación y la performance, siendo la lana y la cerámica -materiales tan asociados a vestigios artesanales y ecos arcaicos-, los elegidos para construir la mayoría de sus piezas. Sus instalaciones corporalizan una fluctuación de memorias y afectos, como índices de una contestación plural, de una liberación de subjetividades libres por venir.

Desde los años 60 el arte creado especialmente por mujeres ha tenido en el textil una forma de expresión que trascendió rápidamente la artesanía. La bienal de Lausanne en 1962 constituyó un importante punto de inflexión. Desde entonces, la intención marca el trabajo; la utilización de elementos tanto tradicionales como contemporáneos, unidos a ideas que hasta entonces eran impensables en el tapiz o la costura, han hecho de esta disciplina una forma de expresión perfectamente nueva dentro de su tradición.

En el estudio de la artista hay máquinas de coser, una remalladora de cinco hilos, agujas de tejer, lanas de todo tipo y el recuerdo de los vestidos que su madre le hacía como regalo, el trabajo de su abuela como costurera que le permitió salir adelante. Una larga tradición sentida como algo propio que ella convierte en otra cosa: los conocimientos técnicos, las herramientas de supervivencia o incluso de silencio, se han convertido en una forma de expresión diferente. Mientras se teje se piensa, “se está con una misma”, dice Eslava. El silencio de nuevo.