AAFF_LONA_3000X5000_20180316_V3


FACEBOOK

TWITTER

EMAIL

GOOGLE CALENDAR







LUGAR DE CELEBRACIÓN

Sala de Armas de Ciudadela

FECHA INICIO

20/03/2018

FECHA FIN

24/06/2018

MÁS INFORMACIÓN

La Sala de Armas de Ciudadela acoge del 20 de marzo al 24 de junio, la exposición GELATINA DURA. Historias escamoteadas de los 80. Exposición organizada y producida por el MACBA,  Museu d’Art Contemporani de Barcelona, en colaboración con HIRIARTEA Centro de cultura contemporánea. Ciudadela de Pamplona. La exposición Gelatina dura, comisariada por Teresa Grandas, propone una mirada sobre los años ochenta en el Estado español a partir de la reconsideración de los relatos generados en ese periodo, cuestionándolos desde una perspectiva actual.

Este proyecto se articula en torno al periodo comprendido entre 1977 y 1992, si bien en ocasiones trasciende necesariamente sus propios límites. Aborda una serie de acontecimientos históricos de orden social, político y económico, al tiempo que presenta el trabajo de algunos grupos, activistas culturales y artistas que se posicionaron en la subversión o el disentimiento, y que entroncan con unas actitudes de refutación, ironía y cuestionamiento. La exposición presenta films, documentales, programas de televisión, revistas de opinión, cómics, fanzines, trabajos artísticos y también ejercicios antiartísticos, entre otros materiales, entrelazando lo estético y lo sociopolítico, para entablar posibles aproximaciones a una etapa fascinante de nuestra historia reciente y a nuestra propia actualidad. Gelatina dura se articula, pues, a partir de siete relatos posibles que inevitablemente se entrecruzan a lo largo del recorrido.

1 La memoria olvidada. La omisión del pasado reciente
2 Los ángulos ciegos. De las luchas autónomas a la institucionalización democrática
3 Del mono azul al cuello blanco. De la desarticulación de los movimientos obreros al neoliberalismo
4 En el barrio de mis sueños. Del urbanismo feroz a la ciudad espectáculo
5 Los hermosos vencidos. De drogas y prisiones
6 Las letras arrebatadas. La contracultura versus la institución arte
7 El estado gaseoso. La otredad

La memoria olvidada. La omisión del pasado reciente trata de la disolución del pasado inmediato en el imaginario colectivo. Tras el fin de la dictadura se optó por un pasar página teñido de esperanza de futuro, articulando una democracia basada en el consenso y diseñada como una operación de modernidad e internacionalización. Informe general (1976) de Pere Portabella abre la exposición y plantea el paso de una dictadura a un Estado de derecho a partir de las intervenciones de personajes clave del momento. Se presentan obras como 143.353 (los ojos no quieren estar siempre cerrados) (2010) de Marcelo Expósito, que contrapone las nociones de modernidad y colonialismo en el imaginario español con la exhumación en las fosas de la memoria histórica; El Camp de la Bota (2004) de Francesc Abad, un proyecto de recuperación de la memoria colectiva y una interrogación sobre la violencia de los silencios políticos; o cómics sobre el intento de golpe de Estado del 23 de febrero de 1981. Después de… (1981), de los hermanos Bartolomé, sirve de puente entre este relato y el siguiente.

Los ángulos ciegos. De las luchas autónomas a la institucionalización democrática aborda las luchas de los grupos autónomos, algunos provenientes de la clandestinidad y otros surgidos bajo los auspicios de la nueva democracia, pero participando todos de una necesidad de renovación y de cambio. En especial, examina cómo sus reivindicaciones se fueron diluyendo o reconfigurando en una nueva institucionalización que, al tiempo que impulsaba cambios, marginalizaba o neutralizaba una gran parte de actitudes críticas. El colectivo Video-Nou (1977-1983) permite iniciar esta reflexión al articular nuevas formas sociales comunitarias, aunque como instrumento contrainformativo quedaría desarticulado tras la creación de estructuras sociales democráticas que  uplantaron ese rol y desplazaron el poder a la centralidad. Las filmaciones de las Jornades Llibertàries se acompañan con documentación sobre el declive de los movimientos libertarios. El documental La Transición que emitió TVE tiene su respuesta en No haber olvidado nada (1997) de Gabriel Villota, Fito Rodríguez y Marcelo Expósito. También se presentan comentarios al proceso constituyente y las elecciones democráticas.

Del mono azul al cuello blanco. De la desarticulación de los movimientos obreros al neoliberalismo plantea un recorrido por la desarticulación de los movimientos y luchas obreras, los efectos de los Pactos de la Moncloa (1977) y la reconversión industrial en la configuración de políticas económicas neoliberales. Las fotografías de las mujeres trabajando en las fábricas y de los temporeros que marchaban a vendimiar a Francia, tomadas por Colita, comparten espacio con el film de Joaquim Jordà Numax presenta (1980) sobre el fracaso de un intento de autogestión de los trabajadores de una fábrica. El film Lunes negro. Atocha 55 (1977) de Tino Calabuig revela la relación entre el atentado contra el despacho de los abogados laboralistas de Atocha y la huelga de los
trabajadores del transporte, así como las vinculaciones con el sindicato vertical, que aún existía entonces. El especial «La crisis» de la revista Butifarra! convive con La memoria interior (2002) de María Ruido, una reflexión sobre las políticas migratorias del Estado español a través del relato de la historia de la familia de la autora.

En el barrio de mis sueños. Del urbanismo feroz a la ciudad espectáculo presenta la ciudad como espacio de lucha y de reivindicación de sus habitantes, y las grandes transformaciones urbanísticas motivadas por los eventos de 1992. Se incluyen aquí desde las luchas vecinales en barrios como Can Serra, en la zona del Besòs, hasta los pasquines y proclamas de Agustín Parejo School, o las Arquitecturas prematuras de Isidoro Valcárcel Medina, junto al trabajo de Muntadas City Museum (1992), una reflexión sobre el espacio público y la ciudad como espectáculo, convertida en parque temático; o Sin ir más lejos (1992) de Rogelio López Cuenca, que revoca los grandes acontecimientos celebratorios de 1992 en Sevilla, Madrid y Barcelona. Por otra parte, el seguimiento fotográfico minucioso de Manolo Laguillo recorre la metamorfosis de la ciudad de Barcelona desde finales de los setenta hasta la actualidad.

Los hermosos vencidos. De drogas y prisiones aborda las drogas desde la opción personal a las posibles estrategias de desactivación; los presos en lucha, o la perduración de leyes que penaban conductas y no delitos, como la Ley de Peligrosidad Social, vigente hasta 1989. La COPEL (Coordinadora de Presos en Lucha) respondió a la amnistía de presos políticos, que relegaba a los presos comunes, con una estructura reivindicativa organizada a nivel estatal, que utilizó el motín y la autolesión (fotografías de Colita) como formas de presión. Por otra parte, el film de Laia Manresa Morir de día (2010), a partir de un proyecto iniciado por Joaquim Jordà, escribe la historia de este periodo a través de la heroína y de cuatro personajes vinculados a la cultura; se incluyen poemas y dibujos de uno de ellos, Pepe Sales, así como poemas de Albert Subirats. El film de Manresa deja entrever la irrupción masiva de la heroína en relación con barrios marginales de la ciudad, aunque también alude a su consumo extensivo en las prisiones a partir de principios de los ochenta.

Las letras arrebatadas. La contracultura versus la institución arte contrapone la utilización de la cultura como instrumento político y mercantil a los ejercicios de subversión y reformulación crítica de las propias prácticas culturales. Si hasta el momento el país se había caracterizado por la carestía de instituciones culturales que promovieran el arte y la creación contemporáneos, este vacío se intentó compensar a través de un equipamiento de gran envergadura como el MNCARS, el acuerdo en 1986 para la construcción de un futuro MACBA o la creación de la feria de arte ARCO. Los posicionamientos antiartísticos y antiinstitucionales afloran como ejercicios de refutación de un sistema que, en aras de la modernidad y la internacionalización, persigue la espectacularidad. Pero dentro de las propias prácticas artísticas surgen muchas voces que disienten y cuestionan esta situación.

El estado gaseoso. La otredad transita por el escapismo como arma y la creación de un mundo imaginado (Zush), por el cuestionamiento de la incomprensión de problemas sociales, ya sea a través de su patologización, su rechazo o negación. Soy gitano (1993), de Daniel García Andújar, confronta el artículo 14 de la Constitución Española, que propugna la igualdad de los españoles ante la ley, con la xenofobia que esta minoría sufre cotidianamente. Habitación Europa (1992), de Isaías Griñolo y Angustias García, discurre entre la España sobredimensionada y los acontecimientos que relatan o diluyen las noticias que aparecen en los periódicos. El recorrido finaliza con la cronología personal de Alán Carrasco (2016) sobre este periodo y con Informe general II. El rapto de Europa (2015) de Pere Portabella.