EXPO_MIGUELANGELEUGUI2


FACEBOOK

TWITTER

EMAIL

GOOGLE CALENDAR




VER CATÁLOGO




LUGAR DE CELEBRACIÓN

Pabellón de Mixtos de la Ciudadela

FECHA INICIO

13/01/2019

FECHA FIN

13/01/2019

HORARIO

12:00.

MÁS INFORMACIÓN

El artista Miguel Angel Eugui realizará una visita comentada a su exposición del Pabellón de Mixtos de Ciudadela, este domingo 13 de enero, a las 12:00. La entrada es libre.

La Ciudadela acoge la exposición ‘Oficio de colores’ del artista Miguel Angel Eugui en el Pabellón de Mixtos (planta baja) hasta el 20 enero 2019. Exposición de pintura.

VISITAS GUIADAS A LA EXPOSICIÓN. Encuentro con el artista Miguel Angel Eugui los domingos 2 de diciembre y 13 de enero, a las 12:00 horas.

La pintura de Eugui (Villava, Navarra, 1950) trata de alejarse de las representaciones habituales y preciosistas de este tipo de pintura, tanto en la elección de los motivos como en su presentación. Sus óleos se plasman sobre formatos menos habituales que el típico cuadro rectangular: rombos, cuadrados girados, cubos de madera, tondos, etc.. Sus temas huyen del ‘bodegón amable’, decorativo, abordando la cotidianeidad y reflejando, desde un humilde tarro de aguarrás, a un carrete de hilo o una ristra de ajos.

En sus pinturas el autor esconde cosas que no se ven a primera vista, paisajes en penumbra que se desvelan al ser iluminados por una larga observación. Y es que la luz, el color y el tiempo son vectores fundamentales en ‘Oficio de colores’ ya que, desde su planteamiento, los bodegones no son ‘naturalezas muertas, como se suelen llamar, sino naturalezas en las que el tiempo se queda atrapado, un instante único en el que la angulación de las luces y sombras crea el hechizo final.

“Personalmente siempre he preferido pintar (sea retrato, figura, paisaje o bodegón) del natural, a ser posible con luz natural, con el modelo delante, con el número de sesiones necesarias y sin recurrir a atajos como la fotografía. Y tengo comprobado lo difícil del reto. Sé por propia experiencia los pocos barcos que llegan a buen puerto en este mar de la pintura.
Mi pintura de bodegones trata de alejarse del ‘bodegón amable’, decorativo, basado en motivos de estética demasiado evidente como jarrones y flores. Y no porque la belleza de la rosa no me parezca deslumbrante, sino porque trato de buscar esa belleza en otros parajes menos frecuentados. No hace falta ir muy lejos: a nada que pasee uno la mirada alrededor los encuentra. Un humilde tarro de aguarrás, un carrete de hilo, una ristra de ajos, esconden cosas que no se ven a primera vista, paisajes en penumbra que se desvelan al ser iluminados por una larga observación. Se trata entonces de trasladar esas zonas de misterio al
espacio acotado del lienzo. Y tener muy en cuenta la dimensión-tiempo (ya que, lo hemos visto, nada hay inmóvil en una ‘naturaleza muerta’), atrapando al vuelo ese instante único en el que la angulación de las luces y sombras crea el hechizo.” (Miguel Angel Eugui).