Exposición

CORRESPONDENCIA

15/12/2023 - 11/02/2024
Martes a sábado: 11.30 – 13.30 y 18.00 – 20.30. Domingos y festivos: 11.30 – 13.30.

SALA POLVORÍN DE LA CIUDADELA. Del 15 de diciembre al 11 de febrero. Exposición: Correspondencia. Colectivo artístico Variopintas.

El colectivo artístico Variopintas presenta en el Polvorín de la Ciudadela la exposición ‘Correspondencia’. La muestra recoge 64 obras creadas a partir de ocho temas diferentes, en un proyecto que se inició durante el confinamiento de 2020 y se prolongó más de lo esperado, al ser interrumpido por la elaboración del mural ‘La senda de las pioneras’, inaugurado en marzo de 2022 en el nuevo parque de Lezkairu. La exposición se podrá visitar hasta el próximo 11 de febrero.

El proyecto de ‘Correspondencia’ se ha fraguado en torno a ocho cajas de correos y ocho temas personales. Sobre cada uno de ellos, han surgido ocho propuestas, ocho maneras de hacer, en una correspondencia para la que se estableció una norma de silencio para favorecer el secreto y la sorpresa hasta el final del proceso. Jugando con las distintas acepciones del término ‘Correspondencia’, la entrega cada cierto tiempo de un paquete y una carta constituía una correspondencia material que mantenía, en un tiempo de distancias, la comunicación entre las artistas, el trato personal sobre un asunto común. Pero también ‘Correspondencia’ apela a la acción de atenderse y cuidarse, otro sentido esencial de esa palabra.

Colectivo Variopintas
El colectivo artístico Variopintas está conformado por Leire Olkotz, Idoia Iribertegui, Berta Suescun, Mila García (Similarte Estudio), Gabriela Barrio (Tea en la Azotea), Itziar Goñi, Rebecca Gil y Concha Pasamar. Mila García presenta ‘Historias mínimas’, proyecto centrado en la miniatura con una propuesta creativa en un espacio tan reducido como una caja de cerillas. Las ‘Miradas de mujer’ de Leire Olkotz plantean la elección de una obra creada por una mujer para reinterpretarla y generar otra, en una disciplina distinta.

Gabriela Barrio, Tea en la Azotea, ha propuesta a cada una de las Variopintas la elección de un lugar, bien porque lo ha visitado y desea compartirlo, bien porque lo querría descubrir con el resto del grupo. Siguiendo el trazado de la línea virtual que une estos ocho puntos geográficos, ‘Periplo’ ha creado una aventura circular. La propuesta creativa de Berta Suescun en ‘La silla’ se basa en realizar una réplica de ese elemento del mobiliario, abriendo la puerta a la libre elección de la técnica artística.

‘Tiempo de infancia’, de Rebecca Gil, es una ventana al pasado, una llamada a reconectar y a abrazar esa parte propia que atesora nuestros recuerdos y vivencias más entrañables. Partiendo de un relato corto de Italo Calvino, Idoia Iribertegui imagina el mapa del maravilloso jardín de ‘Villa Domenticata’, lleno de encanto y misterio. A cada una de las Variopintas se le ha asignado un octavo de este mapa para completarlo.

‘La maraña’ es el título de un relato de Itziar Goñi que narra la vida de Crucita en ocho párrafos y es también el reto de ilustrar la historia de una mujer a través de la mirada de ocho mujeres variopintas. Por último, ‘El bosque’ de Concha Pasamar permite acercamientos creativos y ocho visiones variopintas de una realidad territorial y mítica con interpretaciones inagotables.

Talleres en Navidad
En torno a esta exposición ‘Correspondencia’, se han organizado en Navidad dos talleres de creación artística dirigidos tanto a público familiar e infantil, entre 7 y 12 años. Son talleres gratuitos, que requieren de inscripción previa en el teléfono 010 – 948 420 100 y que se celebrarán los días 3 y 4 de enero, impartidos por las propias integrantes del colectivo Variopintas, de 11.30 a 13.30 horas.

Los talleres ofrecen 20 plazas en cada uno de ellos. La idea de los talleres es la misma que la de la exposición, creaciones artísticas de diferentes estilos, correspondencia, caja de correos y muchas sorpresas para interesarse por el arte a cualquier edad.

EXPOSICIÓN ‘CORRESPONDENCIA’, DEL COLECTIVO VARIOPINTAS

Historias mínimas. Mila García

Con ‘Historias mínimas’, Mila García se centra en la miniatura y nos plantea realizar una propuesta creativa en un espacio tan reducido como una caja de cerillas.
¿Qué sucede cuando se ponen límites a nuestra creatividad y, más aún, en un formato tan pequeño? Que la propuesta se convierte en todo un reto que nos saca de nuestra zona de confort y nos invita a explorar nuevos formatos como soporte para idear un relato, el otro pilar fundamental de esta propuesta. ¿Qué podemos contar y cómo lo contamos?
Sin duda, la miniatura nos da la oportunidad de explorar desde diversos puntos de vista, jugar con la tridimensionalidad, el asombro y la sorpresa; nos permite rebasar la lógica para experimentar lo grande que existe en lo pequeño.

Miradas de mujer. Leire Olkotz

El ‘apropiacionismo’ es una práctica que consiste en realizar una obra de arte a partir de otra ya existente y cuya autoría es de otra persona. El/la artista se ‘apropia’ de ella de forma evidente, no como plagio, sino para convertirla en otra diferente.
La propuesta de Leire Olkotz plantea la elección de una obra creada por una mujer para reinterpretarla y generar otra, en una disciplina distinta.
De este modo ponemos en valor el papel de la mujer en el Arte y la creación, situándola como sujeto activo y no pasivo de la Historia, como creadora y no como modelo o musa. La creación artística desde una mirada femenina.

Periplo. Gabriela Barrio

En literatura, un periplo es el viaje o recorrido que realiza el protagonista de un relato, con matices casi siempre heroicos.
Gabriela Barrio, Tea en la Azotea, proponía a cada una de las variopintas la elección de un lugar, bien porque lo ha visitado y desea compartirlo, bien porque lo querría descubrir con el resto del grupo.
Siguiendo el trazado de la línea virtual que une estos ocho puntos geográficos, entre todas hemos creado una aventura circular, una experiencia grupal, nuestro periplo variopinto, imprimiendo nuestros sentimientos individuales en un viaje imaginario común que quizá -quién sabe- algún día pueda hacerse realidad.

La silla. Berta Suescun

Los orígenes de la silla se remontan al Antiguo Egipto. Desde entonces, este objeto tan cotidiano para nosotros no ha dejado de evolucionar. Considerada como un símbolo de poder y esplendor de reyes y altos mandatarios, no es hasta la Edad Contemporánea cuando su uso se empieza a generalizar. De hecho, por sus formas y su empleo, la silla siempre ha reflejado a la perfección la sociedad de cada época.
¿Nos damos cuenta de la cantidad de tiempo que pasamos sobre ella? La silla es mucho más que un asiento con cuatro patas, y sillas hay muchas y muy variopintas.
Con la presentación de este útil mobiliario, la propuesta creativa de Berta Suescun se ha basado en realizar una réplica de “su silla”, abriendo la puerta a la libre elección de la técnica artística.
¿Qué diferentes historias pueden surgir en torno a una misma silla?

Tiempo de infancia. Rebecca Gil

‘Tiempo de infancia’ es una ventana al pasado, una llamada a reconectar y a abrazar esa parte propia que atesora nuestros recuerdos y vivencias más entrañables.
Nace como una invitación de Rebecca Gil a reflexionar sobre el valor de esta genuina etapa de nuestra vida y sobre la importancia de preservar la capacidad del asombro y la maravillosa magia de lo cotidiano.

Villa Dimenticata. Idoia Iribertegui

Dos niños atraviesan la verja de ‘Villa Dimenticata’ y recorren uno a uno sus olvidados rincones. Juegan entre los árboles y se sumergen en la piscina, escudriñan a través de los grandes ventanales de la casa.
Partiendo de un relato corto de Italo Calvino, Idoia Iribertegui imagina el mapa de ese maravilloso jardín lleno de encanto y misterio e invita a completar esa visión. Así, a cada una de las Variopintas se le ha asignado un octavo de este mapa: el bosque de magnolios, la piscina, el campo de lavanda, el cenador, el mausoleo, el laberinto y el invernadero.
¿Cómo interpretan esta aventura infantil y estos lugares? ¿Qué hay de ellas en el relato y en ese mapa?

La maraña. Itziar Goñi

‘La maraña’ es el título de un relato de Itziar Goñi que narra la vida de Crucita en ocho párrafos. Y es también el reto de ilustrar la historia de una mujer a través de la mirada de ocho mujeres variopintas.
Cada una de nosotras solo pudo leer un fragmento de esta narración, un momento concreto de la vida de Crucita, la protagonista, y debía además añadir a su obra un trozo del hilo azul que compone la maraña. Este hilo, conductor metafórico, queda plasmado en las obras, y el resultado final nos permite “leer” también la historia a través de las imágenes, que reflejan las emociones que la vida de Crucita provocó en cada una de nosotras.

Bosque. Concha Pasamar

Territorio real y territorio mítico, el bosque es un espacio complejo que ha ido reduciendo paulatinamente su extensión física. Conserva, sin embargo, toda la fuerza de su carga simbólica. En el bosque vive el misterio, pero se da también la revelación. Es refugio y resistencia frente al mundo; puede ser igualmente destierro, amenaza o destrucción. Allí se manifiesta sin límites el ciclo de la vida, la verdad de la naturaleza: del origen a la muerte y la regeneración.
El bosque permite todos esos acercamientos creativos y muchos más. Concha Pasamar propone reunir aquí ocho visiones variopintas de una realidad con interpretaciones inagotables.

También te puede interesar

Volver al inicio del contenido